Soy Narrador. Para funciones y presentaciones, contactarme al fono 996583864, o escribir a: ctorres1000@yahoo.es

martes, 25 de noviembre de 2014

Calle Burgomaestre Simón Von Utrech






En Hamburgo hay una calle así. Muy pocos conocen que hizo para merecer que una vía lleve su nombre. Eso si, muchos saben que este hombre en el año 1400 fue responsable de la sentencia a muerte del pirata del Elba: Klaus Störtebecker, quien siendo marinero, junto a cien hombres se rebeló a fin de dar término a los abusos que imponían los mercaderes de la Liga Hanseática. Klaus se sublevó, siendo marino de uno de los barcos de la Hanseática. El barco lo hizo navegar bajo la bandera: Libertad. El formó una hermandad: Los Hermanos Vitales, y declaró sus normas y principios que decían: Todos los hombres, y todas las mujeres nacieron iguales y para ser felices.

El pirata atacaba los navíos de la Liga y aplicaba a los capitanes los castigos que estos solían dictar a su propia tripulación, y la mercancía transportada era repartida entre las poblaciones que pasaban hambre.

La Liga puso precio a su cabeza. así que daneses, suecos, germanos lo buscaron. No les fue fácil, pasaron tres años, y finalmente lograron su captura. En la primavera del 1400 Simón Von Utrech lo sentenció a muerte y condenado a ser decapitado a manos del verdugo. En plaza pública sería ejecutado, y al último, para que viera como ultimaban a todos sus hombres. Estaban allí en la plaza, las esposas, madres, hermanas e hijos de los condenados.

De pronto El Pirata del Elba dijo en voz alta al burgomaestre: ” Le planteo un pacto. Deseo morir primero y morir de pie. Y quiero que por cada paso que de, una vez que mi cabeza se haya desprendido de mi cuerpo usted libere a uno de mis hombres”

Se escuchó un grito: “Viva el pirata del Elba”

El burgomaestre aceptó. El verdugo ejecutó la orden. La cabeza rodó. El cuerpo del pirata alcanzó a dar doce pasos, salvando así a igual número de sus compañeros.

Seiscientos años después durante cada primavera, la policía de Hamburgo detiene a unos jóvenes que van armados de unas pegatinas azules similares a los carteles que se usan para nombrar a las calles de esa ciudad. Las pegatinas las ponen sobre los carteles Calle Burgomaestre Simón Von Utrech, y en sus pegatinas dice: Calle Klaus Stortbecker..

(FIN)

Soy Narrador y Cuentacuentos. Para funciones y presentaciones, contactarme al fono 996583864, o escribir a: ctorres1000@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario